domingo, 23 de marzo de 2014

Leído/escuchado en los medios (9): castigado sin entrenar

Por Jorge

Los malos resultados de los jóvenes en los estudios suele llevar aparejado la salida de éstos de otras actividades extraescolares sobre todo si éstas son deportivas, y en el mejor de los casos suponen el abandono del deporte durante un tiempo hasta que los padres consideran que sus hijos retoman la senda correcta del estudio, pero ¿cuántas veces ocurre eso?

Muy pocas. Casi ninguna me atrevería a decir. El mal estudiante lo es por otros motivos, no porque dedique algunas horas a la semana a practicar deporte. Sin embargo la situación descrita en el párrafo inicial forma parte de la realidad habitual que viven la mayoría de los entrenadores de formación durante las temporadas de sus equipos sin que se dé todo el valor que merece a la labor formativa del deporte.

Incluso en ocasiones se viven situaciones cuasi esperpénticas en las que niños/as muy pequeñas que en teoría no deberían requerir apenas tiempo de estudio para seguir aprendiendo son apartados de la actividad deportiva porque tienen que estudiar (léase “Estudios y Baloncesto”).

Educar a los más jóvenes no es tarea fácil, si bien en estos tiempos de prisas, sobreprotección y exceso de tareas, parece que aún lo es más difícil a juzgar por algunas decisiones, cuando menos de dudoso valor, que toman algunos padres cuando “castigan” a sus hijos sin deporte.

En el siguiente enlace (hasta el minuto 23) se puede escuchar un programa radiofónico emitido por la radio aragonesa y en el que se habla acerca de esa mala costumbre que tienen algunos padres de menospreciar la actividad deportiva cuando castigan a sus hijos sin entrenamiento porque no tienen un buen rendimiento académico.

En el programa intervienen la psicóloga del Sabadell, equipo de fútbol de 2ª división, Lorena Cos, y un entrenador de baloncesto, Guillermo Tisaire, a los que el presentador pregunta si se puede explicar a los padres la cantidad de horas que pierden los chavales sin estar estudiando o haciendo deporte, y es que esa es muchas veces parte de la clave, el tiempo que pierden los jóvenes en tareas menos provechosas (teléfono móvil, chats, redes sociales e Internet en general, televisión…) y que restan del estudio y demás actividades formativas.

En el programa divulgativo de televisión “Para todos La 2” la psicóloga especializada en temas deportivos, Patricia Ramírez, comenta que “no se puede castigar quitando el deporte” porque “el deporte tiene que formar parte de los pilares de la vida de una persona”. La entrevista con esta psicóloga es muy interesante porque además trata otros puntos que tienen que ver con la relación entre el deporte y los niños:



Castigar al hijo sin deporte para que tenga más tiempo para el estudio es una manera de rebajarles el esfuerzo que requiere compatibilizar estudios y deporte (y familia, ocio y demás) restando así de inculcar un valor (entre otros) que será vital a lo largo de sus vidas como es la perseverancia ante las adversidades.

Decidir formar parte de un equipo es una responsabilidad y un compromiso con el resto de compañeros, y si no se quiere contribuir a convertir a los jóvenes en futuros irresponsables cuando toman decisiones habrá que hacerles ver que la solución a los problemas en los estudios estará en potenciar una buena gestión de su tiempo.

El deporte y los estudios son complementarios y jamás excluyentes, así existen publicaciones que consideran que la práctica deportiva no sólo beneficia a la salud física. Un reciente estudio de una universidad holandesa llegó a la conclusión de que los deportes de equipo (como el baloncesto) contribuyen a mejorar el rendimiento académico de los jóvenes.

4 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Pues totalmente de acuerdo, lo que pasa es que a menudo es más fácil quitarles el ir a entrenar que el dejarlos sin play o sin tele y tenerlos todo el rato "jodiendo" y protestando por ello en casa... Sin duda es una elección equivocada por parte de los padres, al menos en términos generales, que cada caso es un mundo.

Saludos.

Jorge dijo...

Pues si fastidian en casa Mo, a estudiar... No hace falta que te hable de los beneficios del deporte, y los "perjuicios" de la tele...

Saludos.

Marcos dijo...

No puedo estar más de acuerdo con esta entrada. A menudo he tenido que soportar caras de asombro cuando afirmo que para mi el deporte es tan importante como estudiar historia. Y lo digo bien alto y claro, los beneficios en forma de educación, disciplina, sacrificio, trabajo, sociabilidad, etc, etc, etc ...son fundamentales para enfrentarse a la vida con más éxito que el chaval que no hace nada. Enhorabuena por esta entrada.

Jorge dijo...

Gracias Marcos.

Ojo, que la historia también es muy importante... Siempre fue una de mis asignaturas favoritas :) Pero entiendo lo que quieres decir Marcos porque mi opinión va muy en la línea de lo que dices.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!