miércoles, 16 de marzo de 2016

Historias de un Entrenador de Formación (16): protestas desconociendo el reglamento

Por Jorge

Todos, jugadores, entrenadores, padres y público en general, hemos protestado alguna vez alguna decisión arbitral. Incluso árbitros habrá que hayan protestado decisiones de sus propios compañeros de faena cuando estuvieron del otro lado del juego.

Es normal. La queja, la protesta, me atrevería a decir que es algo inherente al ser humano. Sin embargo lo que me llama la atención, y lo he vivido en mis propias carnes, es que haya algunos que protesten pese a desconocer el reglamento. Así más de una vez tuve que girarme hacia algún jugador del banquillo para afearle su protesta por tal desconocimiento. Pondré un par de ejemplos de acciones que se suelen protestar sin motivo:

- Campo atrás: ya se mencionó en otra sección de este blog algunas particularidades referidas a esta regla, y que con los últimos cambios, se permite a un jugador que está en campo de ataque y recupera el balón en el aire terminando de aterrizar en campo trasero sin que por ello se penalice con campo atrás. Sin embargo no hay ocasión en que esto ocurra y se proteste, o que incluso siendo un jugador el protagonista de la acción, se tema agarrar/tocar la pelota y se suelte en el aire como si se fuera a cometer tal infracción.

- Fuera si pega el balón en la parte alta o canto del tablero: no sé si hubo algún cambio en el reglamento al respecto, pero antiguamente se tenía la errónea creencia de que si la pelota golpea en una de esas partes, es fuera. Sin embargo ahora la regla 23.1.2 (reglamento FIBA) es clara, el balón está fuera cuando toca “los soportes del tablero, la parte posterior de los tableros o cualquier objeto situado encima del terreno de juego”. Y más de lo mismo, sigo sin dejar de escuchar protestas cuando la pelota pega en el canto del tablero y los árbitros, con razón, no pitan fuera.

Si bien no puedo decir que no proteste alguna vez en los partidos que dirijo, con el tiempo cada vez tales quejas decrecieron, pues a fin de cuentas cualquiera se equivoca y en todo caso jamás justificaré ningún resultado por ninguna decisión arbitral en contra (o a favor) pues demasiados detalles conlleva un partido de baloncesto como para reducirlo todo a la actuación arbitral. Así, ¿cuántos tiros libres (y de otro tipo) falla un equipo como para que luego se cargue la responsabilidad de una derrota en los hombros de los árbitros? ¿Cuántos despistes defensivos se cometen en un partido para que luego les echemos la culpa de una derrota a los árbitros? Sólo son dos ejemplos, pueden añadir cuantos quieran.

Animo a todos a protestar menos, a ayudar a los árbitros, que arbitrar es muy difícil (y sino prueben), y céntrense en lo que depende de si mismos, mejorar su juego, y en este caso también, a conocer mejor el reglamento para que cuando protesten no se queden "con el culo al aire". Por cierto, también los entrenadores deberían incluir entre sus enseñanzas las de hacer conocer las reglas del juego a sus jugadores, que si bien cada vez se dedica más tiempo a áreas que están en sí “fuera del juego”, como la preparación física y mental, tampoco está demás acotar un tiempo para ese conocimiento del reglamento.

4 comentarios:

Marcos dijo...

A mi, en la grada, hay veces que me da vergüenza ajena por las protestas de algunas personas ...ni *uta idea, pero ni la más mínima ...Vale que es un reglamento complejo y ni tan siquiera los seguidores habituales lo conocemos del todo, pero si no sabes ...coñe, no des la nota!!!

Jorge dijo...

Mi caso es el mismo, Marcos, y como dije en la entrada, el motivo de que escriba sobre ello es precisamente el mal rato que me hacen pasar algunos de mis jugadores senior que además de protestarlo todo, la mayoría sin razón, encima sin conocimiento de causa. Y lo que es peor, les da igual.

Supongo que son comportamientos copiados del fútbol, y que me perdonen sus aficionados deportivos, que son la mayoría.

Y como bien dices, sí nuestro reglamento es complicado en ocasiones, y con tantos cambios de reglas y las diferentes competiciones nos vuelven un poco locos a todos. Pero no pasa por reconocer nuestros propios errores y aprender de ellos.

No hace mucho, pedí un tiempo muerto en el último cuarto con menos de tres minutos por jugar, y estaba convencido de que se sacaba en campo contrario, el árbitro me dijo que era en los dos últimos minutos, no sé bien porqué pensaba que eran en los tres últimos, y lo acepté. Luego mirando el reglamento confirmé que era así, y ya está. Error del que aprender para el futuro.

Saludos.

Marcos dijo...

La verdad es que los continuos cambios de reglamento no ayudan. Ayer mismo fuí con mi hijo a ver un partido y en una jugada el balón rebotó en el canto superior del tablero. Mi hijo, extrañado, dijo ..pero si eso es fuera !!! y yo le dije "no hijo, solo es fuera si pega en un soporte de la canasta" ....jejeje, apuntate una Jorge, porque esa si no es por tu blog no la sé ...

Jorge dijo...

Me alegro Marcos, por ti y tu guaje, no en vano escribo aquí lo que me apetece, pero si entretiene a alguien y alguno saca algún provecho, mejor que mejor.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!