domingo, 2 de febrero de 2014

Mejora tu juego (7): Tiro Libre

Por Jorge

Cualquiera que sea seguidor del baloncesto sabrá que el acierto en el tiro libre es de capital importancia en el resultado final de los partidos. ¿Cuántas victorias o derrotas dependieron de él? Y sin embargo, ¿cuánto tiempo (e importancia) se le da en los entrenamientos?

Las quejas por el número de fallos en los partidos son amargas y sin embargo la mayoría de las veces el tiro libre se practica a modo de “semi” descanso entre ejercicios técnicos o tácticos. Grave error. Por supuesto me refiero al baloncesto de formación. Imagino que en la élite si se hace un entrenamiento específico y controlado a fin de mejorar, aunque viendo los porcentajes de algunos jugadores...

¿Cómo se debe tirar un tiro libre?

José Manuel Calderón, récord del mejor porcentaje en una temporada de la NBA (98% en 2008-09), explica como lanza el tiro libre.

Cada maestrillo tiene su librillo pero lo ideal es que recibido el balón del árbitro, antes de hacer ningún gesto, se deben colocar los pies delante de la línea, un poco más adelantado el de la mano con la que se tira, con las piernas ligeramente separadas, y a partir de ahí, no se moverán los pies más que para levantar los talones en el momento de hacer el tiro.

Ya con la parte inferior estable y colocada, cada jugador podrá realizar su “ritual” de tiro libre, es decir, dar una serie de botes, pasarse el balón por la espalda, o cualquier otro gesto. Pero siempre el mismo para automatizar este tiro y ayudar con ello a la concentración necesaria para el lanzamiento. Mi recomendación es realizar el menor número de movimientos, pero tampoco tirar poco menos que en cuanto se reciba el balón. Hay que tomarse un tiempo prudencial para bajar pulsaciones y mejorar la concentración necesaria para el tiro.

En el siguiente video que refleja la situación previa del tiro libre a lo largo de la carrera de Kobe Bryant, se puede observar como su gestol siempre es el mismo:


Finalizado el ritual conviene hacer un buen agarre del balón y… tirar. Ni que decir tiene que habrá que realizar la mecánica correcta de tiro como en cualquier tiro de campo, es decir, la extensión del brazo y el efecto de retroceso gracias al gesto de muñeca final… o tal vez no.

La mecánica no es la parte más importante del tiro libre, aunque convenga que siempre sea la misma, pues es el único tiro diferente del baloncesto: siempre se hace desde la misma posición y sin defensa, con lo que incluso se puede aplicar otra mecánica de tiro menos convencional como demostraron en tiempos pretéritos jugadores como Rick Barry, tercer mejor récord en porcentaje de tiros libres (90%) de la historia en la NBA:

El estilo de Barry demuestra que más que la mecánica, en el tiro libre lo importante es la concentración y automatizar el gesto de tal manera que siempre se tire igual. Y ello sólo será posible con la práctica habitual.

El entrenamiento del tiro libre descansado y tranquilo está bien para automatizar el gesto, y para coger confianza fruto del acierto, pero a ello luego habrá que añadir el nerviosismo y la fatiga (pulsaciones altas) que el tirador vivirá en los partidos antes de realizar un tiro libre. Así conviene realizar ejercicios en los que se practique después de un esfuerzo simulando las mismas condiciones de tensión y cansancio bajo las cuales luego se tirará durante la competición.

Algunos ejercicios sencillos que cualquier jugador puede hacer fácilmente por su cuenta son:

a) Hacer series de 10 tiros tirados, con un sprint previo de ida-vuelta a línea de fondo antes de cada tiro.

b) Hacer series de 5/10 tiros encestados bajo la misma rutina que en a).

c) Competición de tiros libres con otro compañero/amigo y que el perdedor tenga que hacer fondos/abdominales o cualquier otra tarea, para que exista cierta presión/tensión a la hora de realizar los tiros.

Y por último recomiendo llevar un registro de aciertos/fallos en el tiro libre para evaluar los progresos y aumentar la motivación para su entrenamiento.

2 comentarios:

Marcos dijo...

Buen artículo, pero yo creo que en el TL y en general en casi toda la técnica, es muy importante mentalizar. El otro día hablando con el entrenador del equipo de mi hijo, decía que entrenaban los ejercicios a la perfección, pero luego no los traducían en los partidos ...¿cómo entrenar la actitud en el partido? y no me refiero a actitud de trabajo o lucha, me refiero a "atreverse a hacer". Complicado lo de la mente en el deporte, y viendo la final de copa confirmo que la mentalidad es crucial. ¿cuantos TL falló el Barcelona?, ¿porqué Tomic parece que queda a medio camino la mitad de las veces?...mentalidad.

Jorge dijo...

Sin duda Marcos el tema mental es fundamental en el tiro libre. Por ello insisto en la necesidad de realizar ese ritual que ayude en la concentración más allá de la técnica.

En cuanto a lo que comentas de "atreverse a hacer" en los partidos, eso sólo es posible si se hace en los entrenamientos durante situaciones reales de juego. Te pongo un ejemplo sencillo: un chavalín que sabe y acierta haciendo entradas a canasta por su lado no dominante en un ejercicio de 1x0 en un entrenamiento, pero luego en un partido aunque se dé el caso de que tenga que aplicar esa técnica, no lo hace por temor a la oposición/fallo.

Para "atreverse" tendrá que dominar ese gesto en situación de juego, es decir, jugando con defensa en los entrenamientos. Cuando se atreva entonces, será más fácil que luego lo aplique en sus partidos.

Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido a BA-LON-CES-TO.

¡Muchas gracias por hacer tu comentario!